No son nuevas las denuncias contra el gobierno bonaerense por maniobras destinadas a favorecer a empresarios amigos con licitaciones armadas para que que los ganadores sean justamente aquellos con los que, incluso, se arregló un “retorno” de antemano.

Con esos antecedentes, despertó muchas sospechas la licitación pública 10/2017, que lleva adelante la Contaduría General de la provincia de Buenos Aires, a través de la cual se propone gastar 9.308.497 de pesos en artículos de librería, en su mayoría abrochadores, lapiceras y clips.

Las sospechas de la maniobra recayeron en el primer candidato a legislador porteño por Cambiemos, Andy Freire. al tiempo que la Unión Argentina de Proveedores del Estado decidió llevar adelante una denuncia en consecuencia.

 

 

Freire era el dueño de Officenet, una empresa distribuidora de artículos de librería fundada en plena década del noventa y que fue adquirida por la firma norteamericana Staples en el año 2004.

A partir de aquel momento el empresario, que se desempeña como ministro de Modernización y Tecnología, no detiene su marcha avasallante por cuanta licitación ande dando vueltas en el espacio de la provincia de Buenos Aires.

Los pliegos, creados en muchos casos por sus propios subordinados, son tan arbitrarios que eliminan de cuajo a cualquier PyME que hubiese querido hacerle competencia.

Gracias a la mano invisible de Freire, la empresa estadounidense ya lleva embolsados más de 120 millones de pesos en licitaciones de la provincia de Buenos Aires y Capital Federal.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here