Carlos Rosenkrantz, presidente de la Corte Suprema de Justicia

El presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, justificó hoy su voto en disidencia sobre la resolución de la Corte Suprema de Justicia de excluir la aplicación de la “ley del 2×1” en casos de delitos de lesa humanidad, por entender que “es inconstitucional la norma votada en esa línea por el Congreso Nacional” en mayo del año pasado.

“El compromiso expresado en el ‘Nunca Más’ no puede ser puesto en práctica de cualquier modo y a cualquier costo, porque no cualquier modo es respetuoso de la ley y la Constitución”, declaró Rosenkrantz durante la presentación de los resultados de Justicia 2020, en el Centro Cultural Kirchner (CCK)

Rosenkrantz disertó en el acto que encabezó el presidente Mauricio Macri junto al ministro de Justicia Germán Garavano, y encuadró su posición en haber diferenciado sus “compromisos personales” y su “rol de juez”, al decidir votar en disidencia el fallo del 2×1 al resto de los miembros del máximo tribunal.

“Voté en disidencia porque a mi entender la ley es inconstitucional porque violó el principio de irretroactividad de la ley penal más gravosa”, explicó.

En su disertación, Rosenkrantz advirtió también que “la Corte y el Poder Judicial deben mejorar en forma urgente” para avanzar en “cultura judicial más moderna, más transparente y más eficiente”.

Por último, reivindicó además la idea de que exista una justicia “no con jueces poderosos, sino con jueces con autoridad”.

La Corte Suprema de la Nación resolvió hoy que la ley que computa dos días de detención por cada uno de prisión sin condena firme es inaplicable para los juzgados por delitos de lesa humanidad o que no hubieran estado presos durante la vigencia de esa norma.

Votaron contra la aplicación del beneficio Elena Highton, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, con la disidencia el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here