Sorpresivamente se conoció que el mismo día que vicepresidenta electa, Cristina Kirchner, declaró en el juicio oral que se le sigue por su presunta responsabilidad en el redireccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, el titular de la Corta Suprema, Carlos Rosenkrantz, visitó Casa Rosada.

Ayer por la mañana, la vicepresidenta electa acusó a la mesa judicial del gobierno de dar órdenes a los jueces que terminaron procesándola en 7 causas, en una dura declaración contra el Ejecutivo e incluso contra el tribunal que la juzga al que sindicó de pertenecer el «lawfare» (persecución judicial contra líderes populistas).

En este contexto, ayer por la tarde Rosenkrantz –quien, junto a Horacio Rosatti, fue uno de los dos jueces propuestos por Mauricio Macri para ocupar las vacantes del máximo tribunal- pasó por Casa de Gobierno acompañado de un colaborador y se dirigió al primer piso, al área presidencial.

Con Macri de gira en España por la cumbre de cambio climático, el presidente de la Corte Suprema se entrevistó con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Justicia, Germán Garavano; y el ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza.

En el gobierno intentan quitarle importancia y aseguran que el motivo del cónclave fue para avanzar en la agenda presupuestaria de la justicia.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here