Baires. Junio 4 de 2013.- El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, asistió esta noche a la presentación del libro del presidente del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, titulado "YO NO ME QUIERO IR -Claves y razones para apostar por la Argentina” que se realizó en el Teatro San Martín. Foto: Marìa Inès Ghiglione/GCBA

Hoy el diario La Nación dio cuenta que el 43% de los bienes declarados por los ministros del Gabinete macrista están en el exterior.

“No es fácil predicar con el ejemplo. Mientras el Gobierno intenta desde hace 20 meses atraer inversiones a la Argentina, una buena parte de los ministros elige preservar sus bienes en el exterior”, se resignaba la tribuna de doctrina.

El tema fue objeto de un interesante intercambio en twitter de dos periodistas alemanes que realizaron observaciones que la mayoría de los medios argentinos dejan de lado.

El Presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, posee bienes en bancos y compañías de inversión que debe supervisar. Total normalidad en Argentina. 

 

En tanto, el Ministro de Energía, Juan José Aranguren posee acciones de la petrolera Shell Argentina y el Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich es concesionario de Volkswagen Argentina.

Te imaginás que Jens Weidmann del Bundesbank tuviera bonos del Deutsche Bank o Mark Carney del Bank of England tuviera acciones del HSBC? Yo tampoco. 

A alguien en Argentina le importa que exista este potencialmente masivo conflicto de intereses, uno se pregunta? No. Y ese es exactamente el problema.

Falta completa de moral, una clase dominante mediocre o directamente incompetente, sólo preocupada por sus propios intereses. Argentina perdió su encanto *pensamiento personal* 

Tolerado por un electorado pasivo cuyo “mejor” argumento para votar al gobierno parece ser: “Al menos no son peronistas/kirchneristas” 

Así nos ven. Triste huh?

VíaPORTAL DE NOTICIAS
FuenteREDACCIÓN PDN
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here