El INDEC dio a conocer este miércoles los indicadores del EMAE (Estmador Mensual de Actividad Económica) que revelan la peor caída desde 2009 y que fue del 11,5 por ciento, cuando el país estaba sacudido por el conflicto con la 125 y la pandemia de gripe A (H1N1).

El indicador, tenebroso si se quiere, es tomado por el gobierno como el piso, Es decir considera que con ese índice se ha llegado al punto más bajo de la caída.

Este martes el ministerio de la Producción hizo una estimación muy parecida señalando que frente a esa proyección, a partir de los primeros 10 días de la pandemia, el estado hizo una inyección de dinero muy fuerte, superior al billón de pesos, para sostener la actividad comercial, el pago de salarios, beneficios extra para los sectores vulnerables y asistencia económica para evitar cierre y suspensiones.

En ese sentido, se comenzó a verificar a partir de mayo una leve recuperación de la actividad que desde el gobierno miran con cauto optimismo y por ese motivo se permitieron abrir ciertas líneas de producción industrial para tratar de apuntalar ese repunte incipiente.

Volviendo al EMAE del INDEC, la caída se explicó fundamentalmente por una contracción del 15,5% en al Industria manufacturera y del 46,5% en la Construcción. En el mismo sentido, también tuvieron importante incidencia la caída del 11,2% en el Comercio y del 14,8% en Transporte y comunicaciones.

Paralelamente, según la serie desestacionalizada de INDEC, se observó una merma mensual del 9,8%, el número más alto de la serie histórica actual que emplea el organismo oficial de estadísticas públicas, que data de 2004.

De esta manera, en el primer trimestre del año, el EMAE cayó 5,4% respecto del mismo período de 2019 y 4,8% sin estacionalidad respecto del trimestre anterior.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here