Martín Guzmán, ministro de Economía

Tras un día agitado en el Palacio de Hacienda, donde mas temprano el titular de la cartera económica, Martín Guzmán presentó la segunda extensión del plazo de negociaciones con los acreedores y dispuso como nueva fecha límite el 12 de junio a las 17 horas de Nueva York y 18 horas de Argentina, ahora anunció que por estas horas se trabaja “en las enmiendas finales de la oferta”

“Hoy concluimos otra ronda de negociaciones bajo un acuerdo de confidencialidad. Las partes se siguen acercando, aunque sigue faltando una distancia importante por recorrer. Es necesario poder recorrer esa distancia. No estaría bien apurarse para cerrar algo que no le sirva a Argentina. Necesitamos un acuerdo que cuide a Argentina. Eso es lo que me encomendó el Presidente. Y nosotros actuamos de forma firme sobre la base de ese principio”, sostuvo Guzmán.

“Tendremos en cuenta el comunicado que hizo el FMI esta mañana a la hora de decidir las enmiendas finales. El margen que queda para enmendar la oferta es escaso, el mismo FMI dijo que está ‘marginalmente debajo’ del límite que permitiría restaurar la sostenibilidad de la deuda, que es el mandato que también nos dio el Congreso de la Nación cuando se aprobó la ley de restauración de la sostenibilidad de la deuda pública bajo ley extranjera”, afirmó el ministro.

Asimismo, señaló que una vez preparadas “las enmiendas finales, es probable que volvamos a entrar en negociaciones bajo acuerdos de confidencialidad para limar detalles que nos permitan maximizar la participación de los acreedores”.

“La extensión de hoy es simplemente por una razón técnica. Se extiende la oferta para tener unos días más para enmendarla. Y una vez que se enmiende, se volverá a extender la fecha de cierre de la oferta”, aclaró Guzmán.

Además, sostuvo que “luego de enviar la oferta enmendada a la Comisión Nacional de Valores de Estados Unidos, se planteará una reestructuración de la deuda en dólares bajo ley local en términos equitativos”.

“Como siempre decimos, la deuda es política de Estado. Y más en general, tener las finanzas públicas saneadas debe ser política de Estado. El ordenamiento de las cuentas públicas es un proceso que Argentina debe recorrer. Finanzas públicas saneadas le dan a un país mayor capacidad para hacer políticas económicas para atender contingencias”, finalizó.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here