Esta semana se conoció la absolución de Ricardo Echegaray en una causa que le había iniciado Alfonso Prat Gay por falso testimonio y violación de secreto fiscal, que los jueces entendieron que no existió.

Echegaray lo había denunciado por ocultar una cuenta en el HSBC radicada en el exterior con fondos no declarados que además no habían pagado impuestos.

Ahora Echegaray acciona judicialmente contra el el ministro de Econonía y se supo que cuenta con dos arrepentidos de la AFIP durante la gestión macrista que podría poner en aprietos a Prat Gay.

En 2016, Prat Gay como superior jerárquico de la AFIP como entidad autárquica, consiguió que dos funcionarios de la DGI, Ezio Dino De Lazzer y María Jimena Magno, testificaran que «si bien la cuenta no se hallaba expresada en las declaraciones juradas (…), los activos que la componen se encuentran declarados».

La defensa de Echegaray solicitó testimonios para avanzar en una causa penal que investigue las conductas de los funcionarios De Lazzer y Magno y sus superiores jerárquicos directos como así también los funcionarios de la AFIP que tuvieron «incidencia» en las actuaciones que perjudicaron al fisco y al organismo en sí.

Según dijeron a LaPolíticaOnline fuentes con acceso al caso, los funcionarios podrían declarar como arrepentidos y esto podría incluso desembocar en el procesamiento de Prat Gay.

Es que el ex ministro será denunciado por abuso de autoridad por el cargo que ejercía al momento del inicio del expediente que favoreció a la familia Fortabat.

Fuente: La Política Online

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here