Un informe de la calificadora de riesgos Moody’s pone en evidencia el frágil estado económico y financiero de la provincia de Buenos Aires por su elevadísimo endeudamiento en dólares, y termina dándole la razón al candidato a gobernador bonaerense Axel Kicillof, quien fue el primero en denunciar el panorama.

«La provincia de Buenos Aires afronta desafíos importantes para lo que resta de 2019 y 2020 debido a su elevada exposición a la deuda en moneda extranjera, un perfil de vencimientos desafiante y una base económica debilitada» sostiene el documento de la calificadora.

Desde el oficialismo aseguraban que la deuda no había crecido y que era similar respecto de la que se computaba en la gestión de Daniel Scioli. El Frente de Todos negó este argumento planteando que los pasivos habían avanzado de 9 mil a más de 12 mil millones de dólares en 4 años. Ahora el documento reafirma este argumento.

“En 2015 se comenzaron a emitir bonos en los mercados de capitales internacionales. Desde entonces, la proporción de la deuda en moneda extranjera con la deuda total aumentó de 60 a 80 por ciento”, precisa Moody’s.

Explicó también que la provincia está muy expuesta porque recibe ingresos en pesos y tiene que hacer pagos en dólares. «El perfil de vencimiento de deuda es desafiante y expone a los tenedores de deuda a un riesgo significativo, dado la actual volatilidad del tipo de cambio y acceso restringido al mercado de capitales del país», analizó.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here