Según se pudo saber hoy, el ministerio del Interior cometió un error en el conteo del escrutinio provisorio e incluyó los votos en blanco, cuando deberían contarse sólo los positivos. Según el cálculo correcto, Axel Kicillof estaría superando los 52 puntos y María Eugenia Vidal llegaría a 34.6%.

Este escándalo se conoce luego de la aplastante victoria de Alberto Fernández y Cristina Kirchner por encima de la opción oficial integrada por Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto. El recuento afecta directamente los votos en Buenos Aires donde Kicillof-Magario aplastaron a María Eugenia Vidal.

La confusión surge porque mientras que la ley Nacional establece que el piso mínimo para participar en las elecciones generales es de 1,5 sobre los votos válidamente emitidos; la legislación provincial lo hace sobre los votos positivos válidamente emitidos.

En Nación, los votos blancos, al ser votos válidos, se computan para determinar el porcentaje final; mientras que en Provincia no. 

Tras la noticia, Jorge Landau, apoderado del PJ adelantó que iniciarán las denuncias del caso. «No es lo mismo sacar 49 que 52 por ciento», dijo.

Smartmatic, la empresa venezolana que realizó el escrutinio provisorio en la mira por las irregularidades

INFORMACIÓN EN DESARROLLO

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here