«El fiscal no tiene quien lo defienda», bien podría ser el título de una serie de Netflix, pero en realidad es la descripción más acorde con la situación del rebelde Carlos Stornelli, fallido fiscal de la causa de las fotocopias.

Este jueves, mientras cientos de miles de trabajadores marcharon junto a empresarios de la micro, pequeña y mediana empresa, bajo el lema #NiUnaPymeMenos, un reducido grupo de personas se acercó a Tribunales en respuesta a una convocatoria en apoyo al malogrado funcionario judicial, presuntamente vinculado a una banda que realizaba espionaje ilegal y extorsiones.

“Eso está armado”, “no tengo idea”, “todo lo que sea privado es privado”, “una pajería”, fueron las respuestas que dieron los entrevistados por el periodista de C5N, Lautaro Maislin cuando les consultó sobre el supuesto espionaje que le hizo el fiscal a la ex pareja de su mujer.

El modesto acto tuvo su punto culminante cuando cantaron el Himno Nacional Argentino.

“No estamos a favor de Macri”, dijo una mujer aunque finalmente dijo que “sí”. Otra persona adujo que Stornelli no se presentó a declarar porque el juez “es un reventado kirchnerista hijo de p…”. Argumentos carentes de sustento que pretendía defender lo indefendible.

Pese a ser el único medio que cubría, muchos se enojaron con C5N…

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here