Una multitudinaria y multisectorial marcha congregó a trabajadores y empresarios Pymes de todos los rubros bajo un mismo lema: #NiUnaPymeMenos, slogan que sintetiza el reclamo por el industricidio que lleva adelante el gobierno nacional, el embate contra el comercio y el consumo, y por sobre todas las cosas, contra el trabajo argentino.

Los manifestantes se congregaron cerca del mediodía en Plaza Miserere y calles aledañas para luego marchar hacia Avenida de Mayo y 9 de Julio.

La CGT y las dos CTA también se movilizaron junto a los empresarios en reclamo de un urgente cambio de modelo. La movilización fue la antesala de lo que se espera sea la convocatoria a un paro general durante el mes de abril.

En ese marco, el conjunto de ocho entidades empresarias que fue parte de la marcha entregó en el Congreso de la Nación un proyecto de Emergencia para la micro, pequeña y mediana empresa con medidas crediticias, fiscales, comerciales, y de fomento para la industria nacional, el mercado interno y las economías regionales. El proyecto cuenta con la adhesión de decenas de cámaras sectoriales de todo el país.

Eduardo Fernández, presidente de Apyme tras entregar el proyecto de ley de Emergencia Mipyme en el Congreso Nacional

El presidente de APYME, Eduardo Fernández, expresó que “todos los índices y las proyecciones económicas dejan claro que bajo el actual rumbo económico no hay salida para las Pymes, el trabajo y la producción local”.

“Nuestro destino y el de los trabajadores es el mismo, porque sin poder adquisitivo no hay mercado interno y sin mercado interno no hay Pymes, que son las principales generadoras de empleo”, afirmó Fernández.

Empresarios de 8 organizaciones marcharon junto a los trabajadores por un cambio de modelo económico.

“Las Pymes sufrimos el encarecimiento de insumos por los aumentos tarifarios y los efectos devastadores de la disparada del dólar y la inflación, la paralización del crédito, con tasas de más del 60%, las importaciones indiscriminadas y el ahogo impositivo”, expresó el dirigente.

“Las autoridades tienen que tomar nota de esta situación, que es de una fuerte inequidad distributiva dado algunos sectores son beneficiaros de estas políticas, como los grandes agroexportadores, las empresas energéticas y la especulación financiera”.

Fernández advirtió que “hoy exigimos que se atienda la emergencia para frenar los cierres de empresas y la pérdida de puestos de trabajo, pero fundamentalmente llamamos a bregar junto con todos los sectores productivos, sociales y políticos por un cambio de rumbo para construir un país soberano, con industria, desarrollo y equidad social”.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here