Mauricio Macri y Nicolás Caputo

La empresa Integración Energética Argentina (Ieasa) adjudicó la Central Termoeléctrica Brigadier López, en la provincia de Santa Fe, a la compañía Central Puerto de Nicolás Caputo por US$ 376.550.500.

En tanto, se realizará un segundo llamado a licitación para la Central Termoeléctrica Ensenada de Barragán, en la provincia de Buenos Aires, informó la corporación gubernamental.

La adjudicación de la Termoeléctrica de la localidad santafesina de Sauce Viejo en favor de Central Puerto fue por US$ 165.432.500 al cual debe adicionarse una deuda financiera a ser asumida por el comprador del orden de US$161.118.000 -y ya sabemos cómo trata el Estado a las deudas de los amigos- y la obligación de completar las obras de cierre de ciclo, que Ieasa estimó en un valor superior a US$ 50 millones.

A raíz de una denuncia del kirchnerismo, la Justicia Federal imputó al primer mandatario argentino por intentar vender “a precio vil” las centrales termoeléctricas. De acuerdo a fuentes allegadas, el fiscal Pollicita inició la instrucción y ya pidió medidas de prueba, poniendo la causa en trámite.

Junto a él, quedaron involucrados en la investigación los ex secretarios de Energía Juan José Aranguren y Javier Iguacel, el presidente de Ieasa -la ex Enarsa-, Mario Dell Aqua; el director ejecutivo y gerente de termoeléctricas de Ieasa, Alberto Raúl Brusco; el gerente de control de proyectos de Ieasa, Adolfo Marcelo Piccinini; el ex presidente de Enarsa, Hugo Balboa; y el empresario Ángelo Calcaterra, dueño de Iecsa, histórica empresa del Grupo Macri.

En tanto, la asamblea de accionistas de Ieasa resolvió declarar fracasada la licitación de la central Termoeléctrica Ensenada Barragán, en virtud de resultar inadmisibles la ofertas presentadas por YPF y Central Puerto, por no ajustarse a lo requerido en el Pliego de Bases y Condiciones.

En tal sentido, la Asamblea resolvió instruir a Ieasa a efectuar un segundo llamado a licitación, en términos y condiciones sustancialmente similares a los de la declarada fracasada, de forma tal de recibir ofertas en un plazo no inferior a 60 días y no superior a 90.

Para esta nueva convocatoria, se tomará como precio base la mayor oferta recibida en la licitación fracasada.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here