El consumidor paga en góndola cerca de 525 por ciento más por productos agropecuarios de lo que cobra el productor, según un informe elaborado por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

De acuerdo con el organismo, la brecha de los precios entre el origen y el destino de este tipo de alimentos se incrementó un 5,8% en noviembre.

Esta situación se da en el marco de una caída en las ventas, especialmente en las frutos como la naranja, la mandarina, el pimiento rojo y la calabaza.

print

1 Comentario

  1. Lo que nadie dice y saca cuentas, es que el Transporte, Combustibles y Peajes, se aunan para incrementar los precios y ni hablar de los impuestos que se cargan al final de la cadena. Esa es la raiz de la cuestión precios, pero partece que nadie esta dispuesto a hacerla conocer. El productor no fija los precios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here