Jubilados
A pesar de las incontables promesas del presidente, los abuelos pasan por su peor momento.

Con el ajuste exigido por el Fondo Monetario Internacional en bandeja, el gobierno analiza las distintas opciones de recorte para cumplir con las metas fiscales. Como suele suceder con las derechas neoliberales, trabajadores y jubilados son el pato de la boda y siempre son los primeros elegidos para pagar la fiesta de unos pocos.

Entre las opciones que evalúan en Casa Rosada, ya hablan de eliminar eliminar un plus que cobran los abuelos del sur del país que puso en vigencia la expresidenta Cristina Kirchner en 2008. Se trata de haberes extra que reciben los jubilados de la denominada Zona Austral.

TE PUEDE INTERESAR: #Macri tips: “Hay que caminar, mirar y buscar precios”

El cálculo surge de un «coeficiente de bonificación 1,40 para las jubilaciones, pensiones, pensiones no contributivas, graciables y para veteranos de guerra de Malvinas» que residan en las provincias del sur.

Es un diferencial de 40% percibido por los jubilados de La Pampa, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Neuquén, Río Negro y Carmen de Patagones, por tratarse de «zonas desfavorables».

Según afirman fuentes nacionales, la eliminación de este régimen era algo «previsto en el Consenso Fiscal que firmamos el año pasado». Desde una provincia patagónica afirman que en las reuniones para acercar posiciones sobre el Presupuesto 2019 los Ministros que representan al Jefe de Estado, Nicolás Dujovne y Rogelio Frigerio, adelantaron a los mandatarios de esa región que esa opción iba a ser considerada.

Este eventual recorte a los haberes patagónicos se suma a la eliminación del diferencial de cobro de asignaciones familiares para distintas regiones, entre ellas en provincias patagónicas.

print

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here