Masivo ciberataque en EE.UU. afectó las webs de numerosas compañías

A menos de un mes de las cruciales elecciones presidenciales, un masivo cyberataque dejó fuera de servicio a los sistemas de empresas como Netflix, Twitter, Amazon y Spotify entre muchas otras. Autoridades norteamericanas detectaron que los ataques se originaron en territorio norteamericano y, por ahora, se ven obligadas a descartar que Rusia pueda estar detrás de ellos. La gravedad del hecho genera preocupación cuando faltan apenas 3 semanas para los comicios que definirán al sucesor de Barack Obama en la Casa Blanca

Una oleada de ciberataques masivos contra el proveedor de Internet Dyn interrumpieron este viernes el servicio de páginas web de grandes compañías y medios de comunicación internacionales, como Twitter, Spotify, Amazon, Netflix o The New York Times. El ataque, planeado en varias fases, duró casi 11 horas.

Este incidente es el más grave de la última década y afectó a más de mil millones de clientes en todo el mundo, aunque inicialmente se limitó a los de la Costa Este de Estados Unidos.

El Gobierno estadounidense investiga el origen de las intrusiones, que fueron planificadas al detalle y cuya autoría por ahora se desconoce. El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y el FBI analizan todas las “causas potenciales”.

Un alto cargo del servicio de inteligencia norteamericano reveló a la cadena NBC que los primeros indicios apuntan a un caso clásico de vandalismo online. El funcionario dijo que, en ese momento, no parecía ser un ataque promovido por un país extranjero.

La afirmación es relevante porque aleja la posibilidad, al menos en las pesquisas preliminares, de que Rusia pueda estar detrás del incidente. El ciberataque llega en un momento de creciente nerviosismo en EE UU ante la avalancha en las últimas semanas de robos de información política, que Washington ha atribuido a Moscú como parte de una supuesta estrategia para favorecer al republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

Las filtraciones, publicadas por el portal Wikileaks, han afectado sobre todo al entorno de Hillary Clinton, la candidata demócrata a la Casa Blanca.

En la antesala de la convención que designó a Clinton candidata demócrata, Wikileaks publicó en julio correos internos del Comité Nacional Demócrata que podían sugerir un trato de favor a Clinton en las primarias frente a su rival, el senador Bernie Sanders.

En las últimas semanas, el portal ha difundido correos del jefe de campaña de la candidata que revelan el contenido de los discursos que dio Clinton a grandes firmas de Wall Street o la estrategia de su equipo para minimizar el caso del servidor privado de correo electrónico de la demócrata cuando era secretaria de Estado.

Wikileaks se desmarcó de los incidentes de este viernes al pedir que cesaran los ataques contra Dyn. La empresa afectada, que se encarga de gestionar las direcciones de las páginas web, uno de los puntos más críticos de la cadena del funcionamiento de Internet, anunció que las incursiones estaban “bien planificadas y ejecutadas, procedentes de decenas de millones de direcciones IP al mismo tiempo”.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here