La persistencia de puntos de desencuentro entre el presidente Alberto Fernández y Axel Kicillof con el jefe del gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, obligaron a correr para mañana viernes los anuncios en torno de la nueva cuarentena más restringida.

Tanto el presidente como el gobernador bonaerense son partidarios de establecer fuertes restricciones de circulación de vehículos y personas en la región del AMBA, incluyendo transporte público, cierre de locales no esenciales y, por supuesto, la suspensión total de salidas transitorias y permisos para correr.

Estos serían los puntos que Larreta no termina de aceptar en su totalidad y en cambio pretende ajustar los controles de circulación, alguna mínima restricción de salidas pero no mucho más.

Y esa falta de acuerdo es lo que esta demorando los anuncios. Además vale aclarar que el presidente no tiene facultades para imponer medidas en cada una de las jurisdicciones autónomas como es el caso de CABA.

Pero el problema es que la ciudad de Buenos Aires integra el AMBA, junto a los tres primeros cordones del gran Buenos Aires. Y si las medidas no se cumplen de modo estricto en esa región, terminarían teniendo muy poco o nulo efecto.

Los tres siguen reunidos en la quinta de Olivos junto al grupo de especialistas que asesoran al presidente desde el comienzo de la pandemia. Según trascendió los anuncios se harán este viernes a media mañana o al mediodía y el único orador será el presidente de la Nación.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here