El Gobierno analiza una baja temporal de retenciones para ingresar divisas

Esperan que se liquiden 10 millones de toneladas antes de fin de año., con un ingreso de divisas estimado en USD5.300 millones.

La restricción externa que jaquea a la Argentina por la falta de reservas, que me meten presión al tipo de cambio, complica las operaciones de comercio exterior, la importación de insumos para la producción y la venta de dólares a ahorristas, puso al equipo económico a trabajar en alternativas para fortalecer la posición en moneda dura al Banco Central. En este tren, el Gobierno analiza bajar temporalmente las retenciones al campo, a cambio de que los productores liquiden su cosecha.

En el mercado trascendió que la opción es analizada por el Gabinete económico, como herramienta temporaria para convencer a los productores de vender y generar mayor oferta de divisas entre octubre y diciembre próximos.

Se estima que los productores tienen retenida cosecha de soja equivalente a unos u$s 7.000 millones, lo cual permitiría duplicar las reservas de libre disponibilidad.

Las fuentes señalaron que si se redujeran por un tiempo algunos puntos estos derechos, los productores venderían, porque necesitan fondearse para la próxima campaña.

Según cálculos del Ministerio de Agricultura, los productores tendrían para vender alrededor de 7.000 millones de dólares de la anterior cosecha, retenida porque especulan que podría producirse una devaluación.

En fuentes oficiales se especula que si el gobierno le mejora el precio al productor por algunos meses, lograría que muchos vendan y aumentaría así la oferta de dólares, porque luego volverán a tener un precio más bajo.

Los productores también observan que el gobierno viene sosteniendo el tipo de cambio oficial, a pesar de las expectativas de devaluación que existen en el mercado.

Según la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), en el acumulado de los primeros ocho meses del año se liquidaron u$s 13.346 millones.

La cifra es la más baja desde 2009 y representa una caída del 12,2% frente a igual período del 2019.

De acuerdo a trascendidos, el gobierno analiza también una suba de la tasa de interés, que se ubica en 38%.

Pese a que hasta ahora había buscado bajarlas para reactivar la economía, el BCRA enfrenta el problema de que los pesos se van al dólar, y ello presiona no solo el tipo de cambio oficial, sino también el resto de las cotizaciones.

El Gabinete económico analiza también otras medidas para que las recientes regulaciones cambiarias no afecten a las empresas, y buscan la forma de ayudar a morigerar la reestructuración de las deudas de compañías privadas.

También se anunciaría esta semana el Fondo de Compensación para el sector agrícola, que estaba establecido en la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva sancionada en diciembre y nunca fue puesto en práctica.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here