La justicia citó a declarar testimonialmente a la juza de la Cámara de Casación Penal Ana María Figueroa, quien había denunciado haber recibido presiones de un alto funcionario del ministerio de Justicia.

Puntualmente Figueroa denunció que ese funcionario la visitó en su despacho para indicarle de qué manera debía actuar en relación con la causa que investiga la constitucionalidad del Memorándum de Entendimiento con Irán.

La jueza deberá declarar bajo juramento de decir la verdad, por lo que se verá obligada a mencionar con nombre y apellido quién fue ese funcionario que la presionó y que por sus dichos («alguien que estaba por debajo del ministro Garavano» dijo textualmente) sería Juan Bautista Mahiques quien en ese momento era el viceministro de Justicia.

De hecho el fiscal que pide su declaración reclama que la jueza Figueroa identifique claramente al funcionario que la presionó, por lo que, si se confirman las presunciones, Mahiques podría también ser llamado ante la justicia probablemente en calidad de imputado.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here