Foto de archivo.

Los repetidos casos de personas que regresaron del exterior y no cumplieron con la cuarentena puso en peligro la vida de millones de personas. A lo sucedido con la médica de Chaco, la cheta uruguaya o el joven de Buquebus, se suma un nuevo caso que se conoció este sábado.

Un joven de 24 años regresó de Estados Unidos, no hizo la cuarentena obligatoria y fue a una fiesta de 15 con casi 100 invitados. Luego se confirmó que tenía coronavirus.

El infectado regresó desde el exterior a la Argentina el pasado 13 de marzo y concurrió a la celebración privada en la localidad de La Reja, un día después. Ahora se encuentra internado en condiciones de aislamiento en un centro de salud de la Ciudad de Buenos Aires.

Como consecuencia de su imprudencia, son 10 asistentes de la fiesta de quince que presentan los síntomas de la enfermedad. Dos son adultos mayores de 76 y 79 años que fueron internados y aislados por prevención.

Desde el municipio informaron que están rastreando las rutas de desplazamiento y los contactos del joven para tomar las medidas necesarias de bloqueo epidemiológico, aislamiento y asistencia correspondiente».

Se espera que el joven sea denunciado penalmente por la violación de la cuarentena, un delito que puede involucrar desde 15 días hasta 2 años de cárcel. Además, radicarán una demanda civil por los daños y perjuicios contra la comunidad que trae aparejada la conducta temeraria.

El paciente, que está en buen estado de salud, se trata del segundo caso que se confirmó positivamente por coronavirus en uno de los municipios más populosos del conurbano. Antes hubo otro infectado que volvió desde Estados Unidos el 14 de marzo.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here