El presidente Mauricio Macri, vulgarmente llamado domador de reposeras, volvió a serle fiel a su apodo y aprovechó el último fin de semana largo como jefe de Estado para volver a tomarse vacaciones. Instalado en Mendiolaza, el mandatario combinó buena gastronomía, Formula Uno y golf. Total, en Argentina está todo más que bien.

El Presidente llegó este sábado 16 de noviembre a la provincia de Córdoba acompañado por su esposa Juliana Awada y otros dos matrimonios, para descansar durante el fin de semana largo. Se alojó en un hotel boutique de la localidad de Villa Allende, propiedad de la familia Tagle, y luego jugó al golf con algunos amigos locales como el intendente de Mendiolaza, Daniel Salibi, quien ofició de guía durante toda la estadía; el exgolfista Eduardo “El Gato Romero”, actual intendente de Villa Allende; y el propio empresario Manuel Tagle, el anfitrión en esta visita a las sierras chicas cordobesas. 

El aún jefe de Estado se está preparando para liderar la oposición los próximos cuatro años, aunque se descarta que en ese rol podrá gozar de un mayor descanso que lo que tuvo en el poder. Aún así ostenta el récord de días de descanso como presidente, sumando estos tres, alcanza los 147 durante su mandato.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here