El gobierno de Mauricio Macri anuló y cajoneó más concursos de empleados públicos de los que abrió en sus tres años y diez meses de gestión. Esa es la conclusión de un informe de ATE Capital, que indica que la gestión PRO dejó sin efecto 1910 concursos y cajoneó otros 3964.

Según publica hoy Página12 en un informe de Werner Pertot, en lo que va de su mandato, según el informe, sólo designó 1519 cargos por concursos internos, de los que un porcentaje ínfimo son profesionales. El gremio estatal sumó estos datos en plena polémica por el lanzamiento de 2352 concursos que anunció Macri después de las PASO.

«Antes de las PASO, preveían hacer 1041 concursos y después, de pronto pasaron a ser 2352. Eso es un cambio meramente electoral», advirtió Pablo Guevara, delegado de ATE por la Superintendencia de Seguros y miembro del consejo directivo del sindicato.

El informe advierte que entre 2011 y 2015 hubo 16 mil cargos concursados y recuerda que Macri prometió en el debate de 2015 mejorar los concursos para los trabajadores estatales.

No obstante, al llegar al Gobierno, publicó el decreto 254/15 por el que dispuso revisar los concursos del Gobierno anterior para buscar irregularidades que los pudieran anular. La revisión se extendió primero hasta 2013 y luego incluso hasta 2008.

«En todos los casos se procedió en primer lugar a dejar sin efecto los concursos. La causa no fue la prevista en el decreto 254/15, es decir, no se detectó irregularidad. Se utilizó la excusa de la falta de necesidad del cargo en razón de las modificaciones de la estructura», advierte el informe, que también remarca que cuando no se pudo argumentar nada, se pasó directamente al cajoneo de los expedientes. 

Fuente Página 12 – Werner Pertot

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here