De acuerdo con un informe de ATE-Capital (Asociación de Trabajadors del Estado) que publica hoy Página 12, se estima que hay alrededor de 18.000 empleados públicos bajo la modalidad de contratación precaria que no es otra cosa que una relación de dependencia encubierta. 

Sin estabilidad laboral ni ART, ni licencias de ningún tipo. Sin indemnización en caso de despido, ni vacaciones pagas ni aguinaldo. Sin paritarias, y con salarios bajos y teniendo que afrontar los gastos bancarios (mantenimiento de cuenta, comisiones) e impuestos.

Estos trabajadores llegan a cubrir más del 55 por ciento de los puestos de trabajo en algunos ministerios, cifra que asciende al 100 por ciento en algunos programas y áreas de las dependencias oficiales.

Agrega el informe que ante la falta de estadísticas oficiales sobre la cantidad de contratados con esta modalidad, el relevamiento de ATE tomó como base la Dotación de Cargos de la Cuenta Anual de Inversión en el Poder Ejecutivo porteño al 31 de diciembre de 2018.

De allí se desprende que hay un total de 213.238 cargos. De este total, 55.628 corresponden al personal de planta Permanente y Transitoria, entre otras modalidades en relación de dependencia en la administración central y los entes descentralizados de la Ciudad.

Las áreas con mayor cantidad de monotributistas se dan en sectores donde el personal realiza tareas sociales o está más expuesto al efectuar tareas de calle o en espacios públicos.

Fuente: Página 12

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here