La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal realizó este martes una recorrida por el barrio bonaerense de Villa Itatí donde mantuvo un encuentro con los vecinos quienes les manifestaron numerosos reclamos en materia de obras de infraestructura necesarias para el barrio, prometidas y nunca cumplidas.

En el encuentro se produjo un diálogo entre la gobernadora y una vecina a quien le prometió quedarse con ella a charlar de sus problemas y a ir donde ella quiera cuando terminara la reunión.

Sin embargo, la promesa de Vidal no se cumplió. Cuando terminó la reunión se fue del lugar visiblemente molesta, sin hablar con la vecina y en medio de los gritos y reclamos de los habitantes del lugar.

Queda claro que lo de no cumplir con las promesas es una práctica común de Cambiemos y no un simple slogan de campaña.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here