Si bien a comienzos de año el gobierno había señalado que postergaba aumentos en algunos servicios públicos como la luz y el transporte público como el subterráneo, la situación con el gas es diferente.

Desde que Cambiemos asumió el gobierno, el ex ministro de Energía y representante de los intereses de Shell en el Poder Ejecutivo Juan José Aranguren, había dispuestos dos aumentos anuales, en abril y octubre, en la tarifa del gas según la evolución del dólar y la inflación.

La suba de octubre de 2018 quedó suspendida, pero el aumento de abril del 29%, que este año se aplica en 3 partes -abril, mayo y junio, sigue en pie. Así las cosas, este mes aumenta un 7,5% el gas para completar ese 29% fijado.

De acuerdo con un relevamiento del Centro de Investigaciones de Políticas Energéticas, la tarifa de gas aumentó un 92% entre julio de 2018 y julio de 2019.

Un hogar con consumo medio a bajo pagaba el año pasado $1.087 y ahora deberá desembolsar $2.097 por todas las alzas que sufrió el servicio en los últimos 12 meses.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here