Acuerdo Mercosur-UE: sentencia de muerte para la industria y las PyMEs

A medida que trascienden mayores detalles del Tratado de Libre Comercio alcanzado en Bruselas crece la preocupación local por el enorme perjuicio a las empresas argentinas.

El gobierno argentino anunció com bombos y platillos que la Unión Europea y el Mercosur arribaron a un «histórico» acuerdo de “asociación estratégica”. Este Tratado de Libre Comercio supone que pondrá en marcha la dinámica interna del Mercosur, y permitirá a las empresas locales inundar las góndolas europeas con productos de la región. Nada de eso sucederá sino todo lo contrario. Europa abastecerá con sus productos de alto valor agregado la demanda del bloque y provocará un grave perjuicio a las firmas locales que colocan su producción en el mercado brasilero.

Lo que el gobierno vende como una cruzada no es otra cosa que la sentencia de muerte a la industria nacional y las pymes, porque libera de aranceles a productos de alto valor agregado europeos, lo que sin lugar a dudas inundará al mercado argentino con artículos que entrarán a valores imposibles para la manufactura local.

El tiempo dirá si este acuerdo es lo que promete el gobierno o se parece más al Pacto Roca-Runciman, celebrado entre la República Argentina y el Reino Unido el 1 de mayo de 1933. En aquel entonces, el país se comprometió a reducir impuestos a las importaciones inglesas y a resignar soberanía económica a cambio de mantener un canal comercial abierto con Inglaterra, que se abastecía de materias primas a precio inmejorables.

Afortunadamente, queda aún una instancia para proteger al país de esta trasnochada macrista. Para entrar en vigor, la asociación estratégica deberá pasar por los parlamentos de los países miembros de los dos bloques y en Argentina no la tendrá fácil. Desde el ámbito político, el candidato presidencial de Unión por Todos, Alberto Fernández, aseguró que «no queda claro» cuáles son los beneficios para la Argentina, «pero sí queda claro» que se perjudican «nuestra industria y el trabajo argentino».

El senador Fernando Pino Solanas aseguró que “el impacto generado (por el acuerdo) podría ser devastador ante la fragilidad actual”. “Confirma una política que vulnera nuestra producción y soberanía económica, atándonos a carros ajenos en una época de turbulencia”, agregó.

El diputado del Frente de Izquierda y candidato presidencial Nicolás del Caño aseguró que se trata de “un acuerdo ruinoso para el pueblo trabajador de nuestro país. Beneficios para los agronegocios y las multinacionales. Si es enviado al Congreso, rechazaremos este nuevo pacto de coloniaje”.

Desde la Cancillería argentina destacaron los siguientes puntos:

-La UE eliminará los aranceles de importación para el 82% de las actuales exportaciones agrícolas del Mercosur. A otro 17% se le aplicarán cuotas. Algo más de 100 productos quedan excluidos del acuerdo.

-Respecto de productos industriales, la UE ofrece la liberalización completa e inmediata de aranceles para el 80% de las exportaciones del Mercosur.

  • El Mercosur tiene hasta 15 años de plazo para liberalizar el comercio en algunos sectores sensibles.

-Se eliminan las barreras no arancelarias y se establecen mecanismos de faciltación de exportaciones.

-En el sector servicios, los prestadores de servicios de la UE y del Mercosur podrán acceder al mercado de la contraparte en las mismas condiciones que los nacionales.

Cuando se lee la versión europea de del convenio vemos que las cosas no son como las vende el presidente Mauricio Macri.

En un comunicado de prensa emitido por la Unión Europea, se asegura que “El acuerdo de región a región UE-Mercosur eliminará la mayoría de los aranceles sobre las exportaciones de la UE al Mercosur, lo que hará que las empresas de la UE sean más competitivas al ahorrarles 4.000 millones de euros en impuestos al año”.

El texto agrega que “En lo que respecta a los sectores industriales de la UE, esto ayudará a impulsar las exportaciones de productos de la UE que hasta ahora han estado enfrentando aranceles altos y en ocasiones prohibitivos. Estos incluyen automóviles (arancel del 35%), partes de automóviles (14-18%), maquinaria (14-20%), productos químicos (hasta 18%), productos farmacéuticos (hasta 14%), ropa y calzado (35%) o tejidos de punto (26%)”.

Según los europeos, “El sector agroalimentario de la UE se beneficiará de la reducción de los aranceles elevados del Mercosur sobre los productos de exportación de la UE, como chocolates y confitería (20%), vinos (27%), licores (20 a 35%) y refrescos (20 a 35%). El acuerdo también proporcionará acceso libre de impuestos sujeto a cuotas para los productos lácteos de la UE (actualmente arancel del 28%), especialmente para los quesos”.

Europa también destacó que los países del Mercosur implementarán garantías legales para proteger contra la imitación 357 productos europeos “de alta calidad de alimentos y bebidas reconocidos como indicaciones geográficas (IG), como Tiroler Speck (Austria), Fromage de Herve (Bélgica), Münchener Bier (Alemania), Comté (Francia), Prosciutto di Parma (Italia), Polska Wódka (Polonia), Queijo S. Jorge (Portugal), Tokaji (Hungría) o Jabugo (España)”.

Del mismo modo, “El acuerdo abrirá nuevas oportunidades de negocios en el Mercosur para las empresas de la UE que venden bajo contratos gubernamentales, y para brindar servicios a proveedores en los sectores de tecnología de la información, telecomunicaciones y transporte, entre otros”.

print

1 Comentario

  1. El problema no es negociar , el tema es como se negocio , que se gana y que se pierde. Claramente cambiamos materia prima por productos con valor agregado, no solo nuestra industria tendrá MÁS problemas , sino que los precios de los alimentos en nuestro país se pondrán acorde a los precios europeos. Si no hay un censo y decisiones políticas en la producción, muchos productos Agrícolas/ganaderos , comenzarán a escasear , por lo tanto subirá los precios.
    Esto el lo que dice el diario el pais de España.

    “Coches y maquinaria
    El acuerdo permitirá a las empresas europeas suprimir de golpe unos 4.000 millones en aranceles, que beneficiarán sobre todo a la industria automovilística —a la que hasta ahora se imponen unas tasas del 35%—, de maquinaria (14%-20%), química (18%) o farmacéutica (14%). Pero también derriba barreras en sectores como el textil, el calzado, vinos o licores. A cambio, dará impulso a las exportaciones, que son sobre todo de productos agrícolas y ganaderos, de los países de Mercosur a Europa. Y de paso, permitirá a la actual Comisión sacar pecho tras haber culminado también las negociaciones con Canadá y Japón”

    https://www.google.com/amp/s/elpais.com/internacional/2019/06/28/actualidad/1561741765_367243.amp.html

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here