Días atrás durante un acto de los que suele hacer sin gente, Mauricio Macri decía haber lanzado «la revolución del trabajo». Lo dijo 4 días después de que la cadena Musimundo cerrara una de las sucursales más grandes, ubicada en la avenida Cabildo entre Sucre y Pampa, en pleno barrio de Belgrano.

Con la abrupta medida 19 empleados fueron notificados que se quedaban sin trabajo. Sólo 3 del total pudieron ser reubicados en otros locales pero tampoco tienen definido su futuro, ya que la empresa no puede garantizar la continuidad de los otros locales.

Esto no es algo nuevo para Musimundo ya que desde el año pasado hasta hoy, ya son 32 las sucursales que fueron cerradas. La semana pasado fueron los locales de Santa Fe, Rosario y Bariloche.

Y hubo otros 28 cierres durante el 2018, entre los que se destaca el emblemático local de Callao y Corrientes, y otros en puntos de la provincia de Buenos Aires como Trenque Lauquen, Chivilcoy, Bragado, Saladillo y Mercedes, y en provincias como Neuquén y en las localidades de Famaillá y Banda del Río Salí en Tucumán.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here