La diputada de Cambiemos Lilita Carrió estuvo en Córdoba apoyando la campaña de Mario Negri para gobernador provincial y, en ese marco, visitó junto con el candidato la Fábrica de Pólvora de Villa María donde se produjeron 78 despidos.

Lo que no esperaban es que los trabajadores los enfrentaran cara a cara reclamándoles por la situación laboral que los afecta y los acusaron de ir a visitarlos sólo para hacer campaña pero nunca para llevar alguna solución al problema de los trabajadores.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here