Hugo Rolando Barreiro, el ex agente de Inteligencia detenido en la causa D’Alessiogate, declaró ante el juez Alejo Ramos Padilla en el juzgado federal de Dolores y reveló que el falso abogado Marcelo D’Alessio tenía vínculos con el fiscal porteño Carlos Stornelli.

Barreiro, que busca convertirse en «arrepentido» declaró durante varias jornadas ante el juez Ramos Padilla quien ahora deberá resolver si lo admite en ese rol.

«El señor Marcelo D’Alessio era el que tenía relación con Carlos Stornelli y aparentemente con (el juez) Claudio Bonadio también”, declaró. Durante la indagatoria, sostuvo que fue contactado por un abogado que le dijo necesitar hablar con D’Alessio para, por su intermedio, “averiguar” en el juzgado cómo “hacer un tipo de arreglo por dos o tres empresas ligadas a la causa de los cuadernos».

«Me dice ‘porque mandamos a averiguar al juzgado cómo teníamos que hacer el nexo o el puente para hablar o hacer un tipo de arreglo’ y que le habían dicho que hable con una tal Alejandra, que sería una de las secretarias, no sé si de Bonadio o de Stornelli, que ella lo iba a orientar”, detalló.

Para la Justicia, “Alejandra”, a la que aludió Barreiro, sería la abogada Alejandra Zizzías, una mujer cercana a Alfredo “Fredy” Lijo, hermano del juez Ariel Lijo, y allegada al juez Bonadio.

«Cerca de las elecciones de 2015 un día me dice que en caso de que ganara Macri él iba a volver a Enarsa, me dijo si me interesaba acompañarlo a eso porque él sabía de la corrupción de Enarsa y los robos de combustible de los pozos de Buenos Aires”, contó .

Durante la indagatoria, mencionó a los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, en relación a sus entradas y salidas del país, y a la diputada Paula Oliveto, en relación a presuntas reuniones que según D’Alessio mantenía con ella: «Sé que hablaba por teléfono, por mensaje, que se reunía, me ha contado y he escuchado que fue al Congreso, que tuvo reuniones, y con Elisa Carrió me dijo que estuvo en un par de oportunidades”.

Específicamente sobre lo que D’Alessio aludía a Oliveto, describió: “Lo que he escuchado de él, decir de él, era una relación de dar información, de que le pedía información sobre la política, sobre cuestiones vinculadas a esos temas, del perfil opositor y temas así»

Las dos diputadas nacionales habían aparecido implicadas luego del primer informe que realizara Ramos Padilla ante la Comisión de libertad de expresión de la Cámara de Diputados. Allí ya había dado cuenta de las comunicaciones entre D’Alessio y Oliveto.

Respecto a para quién trabajaba D’Alessio, Barreiro declaró: “La relación de él con la Embajada de los EEUU, lo que a mí me parece de lo que él dijo es que estaba muy ligada a la consultora del padre. Esa consultora es D’Alessio y algo más, él decía que en esa consultora, el socio del padre -que no recuerdo el nombre pero que tiene un nombre judío- lo relacionaba con los servicios que prestaba la embajada de EEUU”.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here