En un hecho tan inédito como irrepetible, el ultramacrista Fernando Iglesias mostró que, pese a las barbaridades a las que nos tiene acostumbrados, es un hombre con capacidad de mostrar sensibilidad.

Esta vez, en el marco del debate por el aborto legal, Iglesias se puso a la altura del debate y su palabra terminó con una reflexión y un aplauso. “Empecemos por donde estamos de acuerdo: el aborto es una tragedia”, inició Iglesias y destacó: “Si estamos en contra del aborto, tenemos que despenalizarlo”.

TE PUEDE INTERESAR: Aborto: Carrió sacada amenazó con romper Cambiemos

En una seguidilla de preguntas y comparaciones, el escritor decidió consultar a sus pares si denunciarían a una mujer que se practicase un aborto. Incluso, apuntó a la argumentación de algunos de sus predecesores que decían que el aborto eran un asesinato, e hizo comparaciones sobre las penas que pesan para los homicidios agravados por el vínculo y las que se establecen para aquellas que abortan.

Es más, con una alocución que no tuvo desperdicio inquirió a los legisladores que se habían expresado en contra y por eso pidió que se vote “según las convicciones que se demuestran en la práctica todos los días”. “¿Alguno de ustedes viajaría a Siria o Venezuela? Los de Cambiemos seguro que no. Sin embargo, ¿viajarían a París, dónde se realizan 600 abortos por día: 600 asesinatos según los que dicen que un aborto es un asesinato?”, afirmó Iglesias.

“Supongamos que una mitad de los argentinos están a favor y la otra está en contra. ¿De qué pluralismo, de qué libertades individuales, de qué república y de qué liberalismo podemos hablar si una parte impone su criterio a la otra?, preguntó y aseveró: “Somos Cambiemos, vinimos a cambiar el país, no a consagrar el status quo hecho de abusos, de discriminación sexista, social y de desigualdad”.

Para finalizar, Iglesias apuntó a sus colegas de interbloque y afirmó: “Voy a pedirles que hagamos un pequeño experimento: pensemos en un solo país al que quisiéramos que la Argentina se parezca al final del mandato de Cambiemos: piensen y después díganme en qué parte del mapamundi está”, mostrando un gráfico que evidenciaba los países que legalizaron al aborto.

“Pensemos un país y pensemos hacia dónde queremos que vaya el país que nos está mirando. Cambiemos”, finalizó. Tras sus palabras, los aplausos desde el bloque kirchnerista se hicieron sentir de tal manera que Monzó, al sorprenderse por la situación, afirmó: “Es un hecho único, no va a volver a ocurrir”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here