Iñaki Urlezaga es el mejor bailarín clásico de la Argentina y considerado entre los cuatro o cinco mejores del mundo, en línea con una tradición que históricamente puso a nuestro país a la vanguardia de la danza clásica a través de sus más altos exponentes.

Pero al ministro de Cultura, evidentemente le importa muy poco, además de no tener la menor idea de lo que hace, al disponer la eliminación de la compañía de ballet creada en 2013 que tenía por objetivo acercar esta disciplina a quienes no suelen tener acceso a este tipo de espectáculos.

Avelluto, en un comportamiento desvergonzado y cobarde, dispuso eliminar el financiamiento de la compañía que dirigía Urlezaga  a través de un miserable watsapp que  recibió el propio director del ballet en su celular y los 60 bailarines que la componían.

Urlezaga cuestionó la decisión de Avelluto y dijo sentirse “vacío como artista y argentino” y publicó en su cuenta de Facebook una carta donde ventila su enojo y dispara contra la gestión de Avelluto.

“¿Cómo no enojarme o revelarme frente a la decisión que considero más contraria al arte? ¿Por qué no se fortaleció el espacio en lugar de quitar una fuente de trabajo y lugar de expresión logrado solo con esfuerzo y trabajo de calidad? ¿Por qué no se decidió la alternativa de construir apostando a un modelo de compañía joven y diferente en un país que tiene un vacío enorme en la danza clásica nacional?” señala Iñaki en su publicación.

 

VíaPORTAL DE NOTICIAS
FuenteRedacción PDN
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here