Con más ajuste, endeudamiento y menor gasto social: Macri ya tiene aprobado el presupuesto 2017

El cálculo de gastos y recursos para el año próximo fue aprobado en el Senado con 59 votos a favor y apenas 8 en contra. El Frente para la Victoria-PJ volvió a dividirse. Por los cambios al texto original, habrá un plus para las provincias y más fondos para universidades nacionales y el área de Ciencia y Tecnología.

La Cámara Alta convirtió en ley el presupuesto 2017

Con apoyo de buena parte de la oposición, Cambiemos se alzó en el Senado con el Presupuesto 2017, una ley vital para el presidente Mauricio Macri a poco de cumplirse su primer año de gestión, en una votación que resultó 59 a 8.

El cálculo de gastos y recursos para el año próximo reunió el respaldo de la mayoría de los senadores del Frente para la Victoria-PJ, donde primó la idea de no dejar al Gobierno sin Presupuesto, tal como ocurrió en 2011.

De todos modos, el bloque presidido por Miguel Pichetto volvió a votar dividido por el rechazo de las representantes de La Cámpora Virginia García, Ana Almirón, María de los Ángeles Sacnun y Anabel Fernández Sagasti.

También votaron en contra las kirchneristas Nancy González, María Ester Labado y María Inés Pilatti Vergara, además de Fernando «Pino» Solanas, de Proyecto Sur, mientras que no hubo ninguna abstención.

Las mayores negociaciones por la flamante ley se dieron en la Cámara de Diputados, donde los distintos sectores del peronismo lograron colar importantes modificaciones al texto original.

El Presupuesto estima un crecimiento del 3,5%, un déficit del 4,2%, prevé una inflación de alrededor del 17% anual y un dólar a 18 pesos, entre las principales variables macroeconómicas.

Un dato relevante es que se prevé una reducción de ingresos fiscales por 27.000 millones de pesos producto de los cambios en el impuesto a las Ganancias, que por estos días se debaten en la Cámara de Diputados.

Además, se incluyó una partida adicional de 5.000 millones de pesos para las provincias, que serán canalizados por el Fondo Solidario Federal, más conocido como “Fondo Sojero” –el 70% se distribuirá entre las provincias y el 30%, entre los municipios-.

Cambiemos también aceptó incrementar el presupuesto destinado a Ciencia y Técnica en 1.290 millones de pesos, de los cuales 800 millones serán para el Ministerio conducido por Lino Barañao.

El debate

Al abrir el debate, el radical Julio Cobos detalló las variables macroeconómicas, el origen de los recursos y la distribución de los gastos por finalidad y ministerios.

En este sentido, destacó que el 64% del plan de gastos está destinado a servicios sociales y dijo que éste fue el “rubro que más ha variado”.

Por otro lado, expresó el “compromiso” de la Cámara alta para que una vez aprobado el Presupuesto, los 75 mil millones de pesos asignados a las universidades sean distribuidos entre todo el sistema y no sólo entre las entidades que fueron detalladas en un anexo incorporado por Diputados, tras reiteradas quejas de legisladores.

Por el FpV-PJ, el senador Juan Manuel Abal Medina enfatizó que este proyecto “supone un ajuste de la economía” y criticó el “endeudamiento que se está proponiendo”; sin embargo, afirmó que por “la responsabilidad” con el país “no” hay que dejar a Argentina sin Presupuesto.

La camporista Anabel Fernández Sagasti recogió el guante y retrucó: “Votar con responsabilidad es votar en contra de este Presupuesto, que endeuda a los argentinos, estimula el desempleo y significa peores condiciones de vida para todos los argentinos”.

Sagasti insistió con la idea de que Macri “gobierna para los ricos”, y en el mismo sentido su par santacruceña María Ester Labado denunció que la propuesta del Ejecutivo “responde a políticas neoliberales”.

El presidente de la Comisión de Economía, Eduardo Aguilar, señaló que la política económica “no tiene un norte claro” y, por lo tanto, “no sabemos si el Presupuesto avanza o no, en definitiva, en los objetivos”.

Desde la otra vereda, Pamela Verasay (UCR) expresó: “Este Presupuesto es novedosamente realista, se construyó sobre una base firme y confiable como nuestro gobierno”. Y agregó que “responde a un plan que se propone terminar con la pobreza”.

Para Jaime Linares (GEN), el Presupuesto tendría que estar dirigido a “recuperar el sector productivo”. “No está claro todavía hacia donde apunta el Gobierno”, consideró y señaló que el proyecto “no tiene variaciones con los anteriores”.

También manifestó su preocupación en relación al endeudamiento. “La deuda externa va a condicionar en el mediano plazo los recursos disponibles para otro tipo de necesidades”, dijo.

El chubutense Alfredo Luenzo se mostró preocupado por “la política del achicamiento y la flexibilización laboral”, pero destacó: “Es el Presupuesto de los últimos 20 años que más respeta el plan de obras de infraestructura que tenemos para nuestra provincia”.

También, más allá de algunas disidencias, Daniel Lovera (PJ La Pampa) garantizó: “Siempre vamos a dotar a los gobiernos de esta herramienta fundamental”.

Con su habitual tono crítico, “Pino” Solanas consideró que “basta ver este año que está transcurriendo para ver la diferencia entre lo prometido y lo realizado”.

Entre otras cosas, mencionó que “cayó el gasto social este año, por lo que aumentó la pobreza en un millón y medio de personas”, y que “los tarifazos combinados con exenciones impositivas llevan a una no salida y se repite el ajuste sobre los trabajadores”.

Además, alertó “Pino”, “se vuelve a la lógica del endeudamiento perpetuo y de patearle el monstruo a las generaciones futuras”, ya que “300.000 millones de dólares es en lo que va a aumentar la deuda”.

Por el Frente Cívico catamarqueño, Oscar Castillo enfatizó que “este Presupuesto es un triunfo de la política porque lo que se está haciendo es analizar y debatir”, y destacó el aumento en inversión pública previsto para su provincia.

Al cierre de la discusión, Miguel Pichetto, jefe del bloque del FpV-PJ, recordó que “el diseño del Presupuesto es una responsabilidad del Poder Ejecutivo”.

Si bien se manifestó “preocupado” por “muchos temas de la marcha de la economía”, admitió que su bloque –que es mayoría en el Senado- “acompañó las leyes que el Gobierno necesitaba para llevar adelante su política económica”.

Por último, en nombre del interbloque Cambiemos, Néstor Braillard Poccard ponderó el plan de obras planificado en el Presupuesto.

“Para las provincias, es música para nuestros oídos saber que se van a concretar obras fundamentales. Todas las provincias recibiremos el acompañamiento del Gobierno Nacional con las inversiones en infraestructura”, dijo Braillard Poccard, quien reemplaza momentáneamente al radical Ángel Rozas en la jefatura del interbloque.

Oficina de Presupuesto

Tras haber aprobado la “ley de leyes”, el Senado convirtió en ley por unanimidad otro proyecto que crea la Oficina de Presupuesto en el ámbito del Congreso Nacional, y que la semana pasada había recibido cambios en Diputados.

La función principal de la futura oficina será asesorar a las comisiones de Presupuesto de ambas cámaras en el análisis del impacto fiscal de los proyectos presentados, en particular el de gastos y recursos de la Nación.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here