Sinceramiento: el gobierno admitió que «estamos en el peor momento»

El autor del "sinceramiento" fue le jefe de Gabinete del macrismo, Marcos Peña, aunque según su visión "es el camino a recorrer para empezar a crecer". El gobierno dice que en medio de este proceso "se cuida a los más débiles"

Marcos Peña, jefe de Gabinete de Ministros

El jefe de Gabinete, Marco Peña, admitió hoy que el país vive «el peor momento» en materia social desde la asunción de Mauricio Macri, aunque resaltó que «es el camino a recorrer para empezar a crecer», y que todo lo que han hecho ha sido «cuidando a los más débiles».

El ministro coordinador se refirió así al documento que la Iglesia católica dio a conocer durante el fin de semana, en el que advirtió sobre la situación de quienes «viven en la miseria y no cubren sus necesidades más elementales», y si bien dijo que están «absolutamente de acuerdo», aseguró que es «preliminar» y que no contempla «las medidas que se han tomado en estos meses».


«Estamos ahora en el peor momento, se entiende, somos conscientes, pero estamos trabajando en todas las medidas para que eso no se profundice»


El funcionario explicó que en el mismo documento, la Iglesia sostuvo que «no contemplan las medidas que se han tomado en estos meses», entre las que mencionó «los refuerzos de los planes sociales» y «los pagos extra que se han hecho». «Por el cual, el informe es preliminar. Vamos a ver al final de año, y estamos trabajando para que estemos por debajo» de esos datos, abundó.

Como es habitual en todas las expresiones del macrismo, la culpa siempre la tiene la pesada herencia. Aunque durante los últimos años no se hablaba ni de desempleo, ni club del trueque y mucho menos de galpones de ropa usada, como sucede en estos días.

De todas formas, el Jefe de Gabinete aseguró que sin el plan impuesto por la gestión de Macri se hubiera producido «una devastadora crisis económica», y que el país estaría encaminado «a lo que es hoy Venezuela».

«Es el camino que tenemos que recorrer para empezar a crecer, y lo hemos hecho cuidando mucho a los más débiles, con medidas que se esperaban hacía muchísimo tiempo», agregó. Al ser consultado sobre los dichos de Jaime Durán Barba, sobre que «no es real» que haya gente «que muere de hambre» en el país, Peña aclaró que el asesor comunicacional del Gobierno «habla por él», aunque afirmó que no tienen «reporte» de que ese tipo de situaciones.

«Hoy no tenemos reporte de esos casos, pero no me animo a decir que haya ninguno. Me animo a decir que trabajamos muy fuerte para que no los haya», sostuvo. Entre otras cosas, Peña aseguró que los incrementos de tarifa «eran necesarios» porque «con una inflación del 700 por ciento en los últimos 10 años, se habían actualizado en el 100 por ciento», y afirmó que «la enorme mayoría de los argentinos lo entiende».

Si bien el dato del funcionario es casi cierto, la inflación de mayo del 2003 a diciembre de 2015 alcanzó en realidad un 708%, los salarios se actualizaron por encima del 1200%, apreciando el poder adquisitivo en un más de un 400%. Pero claro, ese dato no lo mencionan.

«Bancar obviamente no es fácil. Y por eso somos agradecidos de que la enorme mayoría de los argentinos entiende por qué estamos tomando estas medidas. Entienden que no son medidas tomadas aisladamente o para afectar a la gente. Son medidas que tienen que ver con una necesidad de arreglar una economía casi quebrada», concluyó.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here