El último reporte dado a conocer por la Universidad John Hopkins de Maryland acaba de confirmar que en Estados Unidos ya hay 300 mil personas infectadas con coronavirus y 8.00 muertos.

Los fríos números ratifican a ese país como el epicentro de la pandemia ya que en los países europeos donde pegó más fuerte, Italia, España y Francia, parece haber comenzado el descenso de la curva de infectados y decesos.

En medio de esta situación que refleja un descontrol importante por parte del gobierno de Donald Trump, el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo ordenó la confiscación de respiradores privados a los hospitales del sistema privado.

No voy a dejar que se muera la gente teniendo varios cientos de respiradores en el estado”, sostuvo el gobernador demócrata de ese estado que ya tiene más de 100 mil casos.

Cuomo fue terminante en su decisión: «los respiradores siguen siendo un problema; no hay suficientes y punto. Casi toda la gente que va al hospital es por coronavirus y el número de pacientes sin COVID-19 ha caído porque no tenemos la misma tasa de criminalidad ni de accidentes. Muchos van directo a las unidades de cuidados intensivos (UCI) y necesitan respiradores o el proceso se para» afirmó.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here