El gobernador electo de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof junto a su vicegobernadora Verónica Magario, dieron este mediodía una conferencia de prensa en la ciudad de La Plata en la que hicieron un repaso de la situación actual de la provincia y advirtieron que harán «un gobierno de gestión y de trabajo, no de hechar culpas o hablar de pesada herencia»

«Anoche hice énfasis en algunos de los indicadores economicos y sociales y era una situacion complicada para dar muchos números pero como ustedes han visto, son todos muy malos y precupantes. A nivel nacional y a nivel provincial» abrió fuego Kicillof.

«En estos cuatros años en materia económica, social y de producción se produjo una situación de tierra arrasada.por la pérdida de puestos de trabaos, por la situación de nueva vulnerablidad social, mayor pobreza, pérdida de empresas en todas las ramas de la economía y eso ha redundado en una situación muy dificíl» agregó.

«Creo que la inmensa mayoría electoral que hemos conseguido representar en estas elecciones tiene que ver con el fracaso de la economía en todos los órdenes, medido en relación con las promesas que se habian hecho en la eleción y medido también por el enorme blindaje mediático que ha tenido esta gestón para que no se viera de modo tan elocuente la gravedad de la situación en la provincia».

Nosotros con estos resultados y en base a estos datos hemos podido configurar la posibilidad de hacer un gobierno distinto, porque va a ser un gobierno de gestión y no de marketing.

No sera un gobierno que vean en afiches, redes sociales o por los trolls, será un gobierno al que vean trabajando y colaborando con los gobiernos municipales para poner en marcha la provincia.

«Vamos a integrar productiva y socialmente a la provincia, es una tarea intensa y que encuentra como un problema la situación en la que está hoy nuestra provincia, con muchas más necesidades pero con muchos menos recursos».

«En materia de endeudamiento, lo que pasó en la Nación se ha reproducido en la provincia de Buenos Aires. Los vencimientos se darán en su mayoría en los 4 años que vienen y que suman 9 mil millones de dólares. Ya es momento de poner esta situación sobre la mesa no para echarse culpas sino para resolverlo.

«Lo que le vamos a pedir a la gobernadora es que se ocupe en este tiempo de transicion de resolver varios de los nuevos problemas que se han creado.

Tenemos muchas cosas para ir revisando y encaminando de aquí al cambio de gobierno. Nuestra actitud en ese sentido es tremendamente constructiva, queremos gobernar para todos los bonarenses y lo queremos hacer sin exclusión ni exageración de lo que ha ocurrido.

«Necesitamos que en este período de transición la situación de la provincia se ponga blanco sobre negro y necesitamos hacerlo porque desde el primer día en que nos toque asumir la responsabilidad de gobernar no nos vamos a dedicar a hechar culpas ni de hablar de pesada herencia sino que nos vamos a dedicar a trabajar y gestionar para solucionar los problemas«

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here