El paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral fue el escenario del primero de los dos debates presidenciales que establece la ley electoral y en el cual el candidato del Frente de Todos Alberto Fernández y el actual presidente Mauricio Macri terminaron siendo los protagonistas centrales.

Un Macri que salió poco de su libreto preestablecido, que buscó muchas veces sin mencionarlo, atacar a Alberto Fernández con el famoso argumento de la herencia recibida o con posturas sobre Venezuela, Mercosur o comercio exterior que considera perjudiciales para el país.

Alberto Fernández respondió cada uno de esos embates con fuerza y convicción, desarmando los argumentos de Macri con datos duros que lo dejaron siempre en mejor posición que al propio presidente.

Entre ambos, y de acuerdo con un estudio realizado por Raúl Aragón asociados, Alberto Fernández «ganó» este primer debate con el 43,1%, Mauricio Macri quedó en segundo lugar con un nada despreciable 34,2%

Todos los encuestadores consultados en la previa coincidieron en que ni este ni el próximo debate van a modificar el resultado de las PASO y sostienen que en el caso de Macri podría apnas consolidar su núcleo duro pero ven una elección definida de antemano.

En cuanto al resto de los candidatos, Roberto Lavagna mantuvo una postura que busco equilibrar algunos cruces y explicó cuáles serían sus ejes de acción en cada uno de los ejes temático abordados. En el trabajo de Aragón recibió el 4,1 de apoyos

Nicolás del Caño tampoco se desvió de sus argumentos pero esta vez introdujo la crisis social y económica en Ecuador por las políticas del FMI y pidio la solidaridad con las víctimas de la rebelión. En la encuesta alcanzó el 3,3%

José Luis Espert esgrimió un discurso abiertamente antisindical, de absoluto libre comercio, de condena a lo que denominó «clase política», habló del curro de los derechos humanos y propuso convertir a Argentina en Gran Bretaña para que los ingleses que viven en nuestras Malvinas se sientan mas cómodos. En la compulsa alcanzó apenas el 3,1.

Juan José Gómez Centurión insistió con su discurso de mano dura, antiabortista, antiderechos, insistió con lo que el también denominó el curro de los derechos humanos. Sus expresiones pasaron casi inadvertidas, tanto que apenas tuvo el 1,1% de apoyos.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here