Por Maximiliano Borches

La contundente derrota en las PASO, del gobierno de coalición PRO-UCR-ARI-Pichetto en Cambiemos, amerita que de manera urgente el empresario-presidente, Mauricio Macri, convoque al futuro presidente, Alberto Fernández, para comenzar a concertar una transición pacífica y ordenada, de cara a las elecciones generales del  próximo 27 de octubre. Casi el 50 % de la población argentina respaldó con su voto al Frente de Todos, y en los únicos distritos que perdió fue en Córdoba y CABA. Tensa expectativa por el precio del dólar que al cierre de esta nota supera los $54, y los movimientos en los mercados. “Vamos a honrar las obligaciones del país», afirmó Alberto Fernández durante una entrevista radial.

La soberbia y el desprecio por la dramática situación de abandono que atraviesa una inmensa parte de nuestro pueblo, desde el pasado 11 de diciembre a nuestros días, sufrió el inevitable impacto con la realidad tras el resultado de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del domingo 11 de agosto, donde el Frente de Todos triunfó por el 47,78% de los votos a nivel nacional, superando por más de 15 puntos porcentuales a Juntos por el Cambio, que cosechó 32,17% de los votos. En los únicos distritos donde triunfó el oficialismo, fueron Córdoba y CABA.

A setenta días de las elecciones generales del próximo 27 de octubre, se torna prácticamente irremontable este resultado para la alianza Cambiemos, teniendo en cuenta además que el Frente de Todos triunfó ampliamente en la provincia de Buenos Aires. La fórmula Axel Kicillof-Verónica Magario, obtuvo el 47,39%, sobre el 34,16% de la gobernadora macrista, María Eugenia Vidal-Daniel Salvador.

«Macri todavía tiene que gobernar hasta diciembre. Me gustaría que tome nota de lo que pasó ayer y que entienda que si hacemos las mismas cosas tenemos los mismos resultados. Quiero que se dé cuenta que tiene que cambiar ya, más allá del resultado electoral. Los argentinos no necesitamos más de esto tres meses más», afirmó Alberto Fernández

El empresario-presidente Mauricio Macri, debe garantizar una transición pacífica de cara a su inevitable derrota del próximo 27 de octubre, y cualquier intento de golpe de mercado que sólo se traducirá en mayor depresión para el pueblo argentino.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here