En la mañana de este lunes se reanudó el debate por el manejo de la obra pública en la provincia de Santa Cruz, en los tribunales de Comodoro Py , en la sexta jornada del juicio oral y público.

Los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso escucharon en primer término al defensor de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, quien pidió la inmediata suspensión del juicio.

Según argumentó, el proceso requiere de «un correcto servicio de administración de Justicia que hasta aquí ha brillado por su ausencia» y advirtió que el debate es «un trámite procesal tan alejado de la verdad y de los principios de un Estado de Derecho», que impide que el juicio pueda seguir adelante y afirmó que es necesario «que el proceso retome el camino de la legalidad».

Beraldi señaló que la ley argentina establece que una persona no puede ser sometida a juicio dos veces por el mismo delito y que a CFK «se le está vulnerando de una manera grosera y torpe la garantía de no ser perseguida penalmente más de una vez por los mismos hechos».

El abogado leyó todos los párrafos de las imputaciones de las distintas causas: ocho en total. Todos dicen exactamente lo mismo, casi con las mismas palabras: «Formar parte de una asociación ilícita con la finalidad de apoderarse de fondos públicos».

Y concluyó con que «no puede avanzar este juicio cuando hay otros procesos en los que se investiga la misma conducta. ¿Cómo va a quedar la asociación ilícita? ¿En qué lugar se va a juzgar?», se preguntó. «No puede seguir el juicio hasta que no cese el trámite en los otros procesos», agregó.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here