El candidato a presidente del FpV, Daniel Scioli, dijo que quiere de la Argentina «un paraíso productivo» y adelantó que con los fondos buitre «no se negocia como sea, sino buscando un acuerdo justo».


«Ya hemos visto los estragos que han hecho en las economías reales con sus comportamientos especulativos», enfatizó el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires en declaraciones realizadas a Radio Mitre.

También en el orden económico, Scioli se refirió al denominado por la prensa como «cepo cambiario» y reflexionó que «cuando hablan de cepo tienen que mirar las reservas y el bajísimo nivel de deuda del país que es lo que nos da grandes posibilidades de obtener créditos para, por ejemplo, construir un millón de viviendas».

En ese marco, Scioli adelantó que ya esta buscando «posibles inversores» sobretodo para el sector energético ya que consideró que eso «va a descomprimir la necesidad de dolares para importar combustible y vamos a tener cada vez mas dólares para el circuito productivo y eso es lo importante» destacó el candidato oficialista y subrayó que la prioridad es «el mercado y abastecimiento interno».

Por otro lado, adelantó que de llegar a la máxima magistratura habrá «más de un gobernador en su gabinete» y se mostró convencido que «las elecciones se definirán en primera vuelta».

«Tengo en mente qué objetivos quiero que se cumplan en cada una de las áreas y le daré al gabinete un espíritu profundamente federal», afirmó en diálogo con Radio La Red el candidato.

Scioli -quien presentó ayer su plan de gobierno en el Teatro Ópera- insistió en que va a trabajar «para bajar gradualmente la inflación» y que lo hará «sin ajuste, aumentando la oferta y sin reducir la demanda» a la vez que aclaró que no caerá «en las viejas recetas del pasado que proponen desde otros sectores».

Además, contextualizó que «los argentinos vamos a ir a votar el 25 de octubre con la tasa más baja de deuda, con el porcentaje más bajo de desocupación y mortalidad infantil, y el nivel más estable de reservas».

En otro orden, Scioli rechazó los «rumores e hipótesis políticas retorcidas» que trascendieron en algunos medios y que sostenían que había mantenido una reunión con el candidato presidencial de UNA, Sergio Massa, y dijo que no se ocupa de «lo que hacen los otros» sino que pone su esfuerzo en «preparar su proyecto y que sus ideas lleguen con claridad a la gente».

El bonaerense se definió, además, como un referente político «capaz de integrar un amplio abanico de sectores que abarca empresarios, organizaciones gremiales, gobernadores, legisladores y líderes de la región» y definió a este colectivo que lo acompaña como «el círculo celeste y blanco».

En referencia a la posibilidad de participar del debate entre los diferentes candidatos presidenciales, el gobernador propuso que se institucionalice «bajo una ley en el marco del Congreso de la Nación tal como está implementado en Brasil».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here