El Supremo Tribunal Federal de Brasil despues de un largo debate que tuvo una interrupcion de mas de un mes en el medio, resolvió la noche del jueves que Lula Da Silva no pude seguir preso mientras no se hayan agotado las instancias de apelacion por lo que el dos veces ex presidente brasilero tiene un pie fera de la cárcel de Curitiba.

El STF está compuesto por 11 magistrados, de los cuales uno es el presidente y ese fue el que tuvo que desempatar porque la votación final había quedado 5 a 5.

El fallo no reconoce la inocencia de Lula, que es el principal reclamo que hace el ex mandatario, porque no se pronunció sobre esa cuestión sino sobre la legitimidad de su encarcelamiento, en el marco de la estrategia armada con sus abogados.

EL STF falló lo obvio y es que nadie puede estar encarcelado hasta que no termine el juicio en su contra con una sentencia definitiva. En Brasil hay 4 instancias de apelación y no 3 como en Argentina.

En definitiva Lula esta elaborando una nueva estrategia junto a su equipo de abogados y esperando una orden de ejecución de sentencia para salir su libertad.

Segun fuentes seguras allegadas a Lula, el ex presidente piensa aprovechar esta oportunidad, aunque no responda a su petición original, para recorrer el pais, hacer campaña para exigir la nulidad de su sentencia condenatoria y por supuesto, corrorer de a poco la imágen de Jair Bolsonaro que lejos de caer esta aun en niveles elevados de popularidad.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here