El 8 de octubre el ministro de Transporte y vendedor de autos Guillermo Dietrich inauguró con bombos y platillos un tramo del acceso de la Autovía Norte en el ingreso a la ciudad de Neuquén. Menos de 10 días despues cedió un tramo del asfalto y literalmente se tragó un auto.

Así quedó el automóvil en medio del tramo del Acceso Norte a Neuquen

Todo por el apuro del gobierno para inaugurar obras en medio de la campaña. En este caso los ocupantes del vehículo salieron ilesos. Pero en el Aeropuerto de Ezeiza por ejemplo, el apuro por inaugurar una obra de una terminal terminó con un obrero muerto y varios heridos, algunos de ellos de gravedad.

Obras que ponen en riesgo la seguridad y hasta las vidas de quienes las usan, gracias al desatino y la desaprensión de las autoridades que ya están en retirada.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here