La Unidad de Información Financiera (UIF), que responde a la Casa Rosada, obstruye la investigación por el espionaje ilegal a jueces aunque tuvo que reconocer que relevó información sobre dos magistrados.

El dato surge de la respuesta del presidente de la UIF, Mariano Federici, ante un requerimiento del juez Rodolfo Canicoba Corral en el que le pedía que explicara porqué ese organismo revisó movimientos migratorios de jueces. Según reveló El Destape, los jueces espiados por la UIF fueron el propio Canicoba Corral y su par Luis Rodríguez.

Según la información que reproduce el sitio web, el propio Canicoba Corral fue uno de los jueces espiados en forma ilegal por la UIF. Hay registros de dos ingresos a la base de datos de la Dirección Nacional de Migraciones desde la UIF el 10 y el 26 de junio pasados.

Como se trata de sí mismo, el titular del juzgado federal N°6 separó este tramo de la investigación y lo envió a sorteo. Recayó en el juzgado a cargo de María Romilda Servini de Cubría, otra de las espiadas.

El otro espiado desde la UIF es el juez Rodríguez. Hubo tres consultas en Migraciones en torno a su persona: ocurrieron el 8, 11 y 28 de febrero pasado.

En relación con los obstáculos, Federici no solo se niega a remitir la información sino que le contestó al juez Canicoba Corral y le reprochó que no debería saber que la UIF lo investigó a él y a su par, Luis Rodríguez. Es una confesión, ya que reconoce así que efectivamente relevaron datos migratorios de ambos magistrados. 

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here