El hambre no espera. El hambre desespera. Y cuando eso ocurre el alerta está funcionando para cuando existe la posibilidad de obtener algo para comer en cualquier situación.

Eso fue lo que paso esta mañana en la provincia de Santa Fe. Un camión que circulaba por la ruta nacional 168 a la altura de Colastiné se desfondó y volcó su carga completa de medias reses de cerdos que quedaron esparcidas al borde de la banquina.

Los vecinos no tardaron mas de cinco minutos en acercarse al lugar para llevarse la carne porcina que significa varios días de comida para una familia. Esta es la Argentina que nos deja Macri.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here