Alejandro Ramos Padilla
Alejandro Ramos Padilla, juez Federal de Dolores.

El gobierno de Macri ya presentó ante el Consejo de la Magistratura el pedido formal para avanzar en la destitución del juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, quien investiga la red de espionaje ilegal política y judicial más grande y trascendente de la historia argentina desde el retorno a la democracia.

Sin embargo no será una tarea de fácil resolución ni mucho menos rápida como pretende el gobierno. El expediente fue presentado por el representante del poder ejecutivo en el consejo Juan Bautista Mahíques.

En su presentación repite los argumentos que el Ministerio de Justicia hizo públicos en el comunicado que difundió: que Ramos Padilla tuvo supuestamente una “manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad y reserva que todo juez debe guardar respecto de las causas que tramitan ante sus estrados y en resguardo de los derechos de las partes involucradas”.

El organismo de control de jueces está integrado por 9 miembros, de los cuales 3 son del oficialismo y los restantes 6 se dividen entre oposición, abogados y magistrados. Y ahí es donde radica el problema.

El macrismo necesita 6 de los 9 votos para aprobar la destitución, pero salvo los representantes de Cambiemos, en los demás integrantes parece no haber consenso en avanzar contra un juez que, en términos jurídicos, no ha cometido ningún delito.

Representantes de los abogados y magistrados no consideran viable el pedido y en off the record advirtieron que «no van a permitir presiones ni apuros de nadie» y subrayaron estas dos últimas palabras con especial énfasis.

Se avecinan entonces semanas en donde los nervios del Poder Ejecutivo para intentar algo que, de antemano sabe que no va a poder lograr, se pondrán de manifiesto en embestidas cada vez más duras contra el Consejo.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here