Es una localidad ubicada en el sur de la provincia de Buenos Aires, normalmente transitada los fines de semana por quienes eligen desconectar del descontrol de la ciudad. 

Es un pueblo muy tranquilo, donde la gente suele saludar con ‘buen día’ todos los días, no hay motivos para preocuparse. La paz de las sierras hacen que todo sea diferente, además de los dulces caseros y lo bien que se come en este lugar. Es importante resaltar que los hoteles en tandil no son un problema tampoco, ya que la gran mayoria cuenta con amenities que van a perfeccionar los tiempos de relajación de cada uno.

Mucha gente lo compara con la tranquilidad de Mar de Ajo, ubicado en la costa atlántica de Buenos Aires. Suele encontrarse mucha menos gente que en otras localidades de allí, ya que es frecuentada por familias y gente adulta, no suelen verse tantos jóvenes. 

Los hoteles en mar de ajo poseen muy poca disponibilidad durante el verano, incluyendo también los meses de diciembre y hasta noviembre, que aún no es temporada pero se puede gran flujo turístico en el destino. 

En verdad son dos lugares que cuentan como una gran opción para descansar y a tan solo unas pocas horas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here