Los representantes del gobierno del «diálogo y el consenso», los que venían a cerrar la grieta y a unir a los argentinos, mostraron una vez más su hilacha antidemocrática e intolerante cuando abuchearon a los legisladores porteño del Frente de Izquierda de los Trabajadores.

Myriam Bregman y su compañero de bancada Gabriel Solano juramentaron la asunción de sus cargos en medio de gritos e insultos proferidos por los legisladores de Cambiemos, que ostentan la mayoría en la Legislatura Porteña.

«Por la lucha de los trabajadores, de las mujeres y los pueblos oprimidos del mundo, por continuar con la lucha contra la impunidad de los empresarios que organizaron y se beneficiaron con el golpe cívico militar, por Rafael Nahuel y Santiago Maldonado, por terminar la barbarie capitalista, sí, me comprometo», afirmó Bregman tras lo cual abandonó el estrado al grito de «¡Qué intolerantes que son, es la intolerancia del Pro!».

Igual suerte corrió su compañero Gabriel Solano quien juró por «los trabajadores, los jubilados a los que les quieren aplicar la reforma previsional y por el juicio y castigo a los asesinos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here