Los diputados y diputadas convirtieron en ley el proyecto de auxilio al Turismo y también se aprobó el que aumenta las penas a la pesca ilegal, en una sesión mixta que llevaron adelante el Frente de Todos y algunos bloques provinciales, y de parte de la oposición.

En tanto, el macrismo después del escándalo que generó en la cámara, y que fracasó en su intento de bloquear la sesión, adelantaron que pedirá su impugnación judicial por considerar que debía ser presencial.

Durante toda la jornada, el macrismo no pudo acordar internamente para sumarse a la sesión y trató de evitar por todos los medios que se sesione. Sin embargo, ante el fracaso rotundo trató de desparramar carroña por redes sociales y los canales opositores.

El bloque macrsita pretendía sesionar de manera presencial perjudicando a cientos de otros legisladores y también a todos los trabajadores del Congreso, exponiéndolos a posibles contagios de coronavirus. Además, intentó marcar la agenda de lo que se debía discutir y qué cosas no.

Sin embargo, la sesión se realizó con el resto de la oposición y el Frente de Todos. Además, los proyectos fueron aprobados con los votos del oficialismo, los representantes de los gobiernos provinciales de Córdoba, Rio Negro, Misiones y Neuquén, y otros diputados de bancadas minoritarias.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, señaló: «Se ha logrado consenso de la mayoría de los bloques para continuar con las sesiones mixtas». «No podemos frenar el Congreso porque alguien dice que no quiere sesionar en forma remota en un momento de pandemia» de coronavirus, agregó.

Y disparó munición gruesa contra el líder de la oposición que todavía se encuentra en Europa: “Pareciera que de golpe, de algún lugar lejano, vino la orden de que no sesionaran”. (Enorsai)

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí