Francisco recibió a la madre del argentino condenado a muerte en EE.UU.

Lidia Guerrero es la madre de Víctor Saldaño, quien fue condenado a la pena capital por un asesinato y que espera la ejecución de la sentencia desde el año 1996 en el corredor de la muerte de una prisión en Texas. La mujer aseguró que el Papa se comprometió a ayudarla para resolver la dramática situación de su hijo

Lidia Guerrero dialogando con el Papa Francisco en el Vaticano esta mañana. (Crédito Foto: Vaticano)

El Papa Francisco recibió hoy en audiencia privada a Lidia Guerrero, la madre de Víctor Saldaño, el argentino condenado a muerte en Texas, Estados Unidos desde 1996, a quien respladó en su lucha para sacar a su hijo del «corredor de la muerte», donde se encuentra hace veinte años, en estado de degradación mental.

En la reunión, Francisco confirmó su firme compromiso para la abolición de la pena de muerte en todo el mundo, algo que pidió concretamente ante el Congreso de Estados Unidos y ante la Asamblea General de la ONU, el año pasado.

Además trascendió que el Sumo Pontífice le habría asegurado a Guerrero que será eliminado el recurso a la pena de muerte del Catecismo de la Iglesia Católica, donde sigue figurando (en el párrafo 2267) pese a que el Vaticano y la Iglesia católica rechazan la pena capital desde hace años.

«El Papa lucha en contra de la pena de muerte, la Iglesia católica también y éste es un caso testigo de la forma en la que se aplica porque mi hijo lleva 20 años en el corredor de la muerte y su estado mental está totalmente deteriorado. Tengo fe de que él va a poner todo su empeño y va ayudarnos en el caso de mi hijo», dijo Guerrero en una conferencia de prensa, luego del encuentro.

La madre de Saldaño fue recibida por Francisco en la Biblioteca del Palacio Apostólico, en el Vaticano, todo un gesto. Su hijo, que ahora tiene 43 años, fue condenado a la pena capital por el asesinato de Paul Ray King el 25 de noviembre de 1995, cometido en las afueras de la ciudad de Plano (al norte de Dallas), Texas, en una sentencia que años más tarde fue declarada nula por la Corte Suprema de Justicia por discriminación racial, pero luego ratificada, en un proceso plagado de irregularidades.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here