Los partidos políticos integrantes del Frente de Todos (FdT) manifestaron hoy su preocupación por un escenario de «profundo enrarecimiento del clima político», repudiaron «energéticamente» las maniobras «golpistas del mercado» y el surgimiento público de personajes que merecen el «repudio popular» y reivindicaron la unidad del frente como una «herramienta imprescindible para derrotar a la derecha».

«Vivimos un escenario de profundo enrarecimiento del clima político en nuestro país«, dijo el comunicado firmado por los partidos Justicialista, Frente Grande, Nuevo Encuentro, Unidad Popular, Forja, Kolina, De la Victoria, Solidario, Comunista, Intransigente, Compromiso Federal, Parte, Del Trabajo y del Pueblo y Cultura, Educación y Trabajo.

Advirtieron por «la reaparición pública de personajes notorios del genocidio» de la última dictadura cívico militar, junto con «la connivencia del gobierno de CABA y su policía con grupos de choque, vinculados a la experiencia neoliberal que atacaron el Instituto Patria; persecución a distintos movimientos sociales y un comportamiento golpista de los mercados financieros, amplificados por las usinas mediáticas al servicio del poder económico«.

En torno a este último aspecto, remarcaron que la crisis tiene un carácter político «inocultable», dado que, más allá de «algún leve retraso cambiario, nada puede justificar un dólar de especulación que supera los 300 pesos».

«Al mismo tiempo, dadas las garantías que se brindaran, tanto desde el Ministerio de Economía como del mismo Banco Central, de pagar la deuda en pesos, sumado a la capacidad del Estado para emitir su propia moneda, hace que tampoco tenga justificación la presión sobre la deuda en moneda doméstica», detallaron.

En ese sentido, aseguraron que es «evidente que estamos en medio de una combinación orquestada de maniobras», entre las que mencionaron «la retención de importantes saldos de la cosecha gruesa», que «presiona por una salida devaluatoria, sumado a maniobras especulativas en el mercado financiero y junto a una alocada espiral inflacionaria alimentada por los grupos con capacidad de formar precios». 

Y aseveraron: «Todo esto tiene el claro objetivo de debilitar al Gobierno e imponer el rumbo de ajuste».

«Frente a este escenario, como fuerzas integrantes del Frente de Todos, repudiamos enérgicamente las maniobras golpistas de mercado así como la reaparición de personajes que deben ser sepultados por el repudio popular», marcaron, y reafirmaron «la unidad del Frente de Todos como una herramienta imprescindible para derrotar a la derecha». 

«Al mismo tiempo estamos convencidas y convencidos que el intercambio de ideas, en el seno de nuestro Frente, ayuda la oxigenación política», añadieron.

En esa línea, expresaron que esa oxigenación «solo puede pensarse en el marco de una refundación y recomposición del poder político de la coalición», a través de «convocar junto a las fuerzas políticas que lo integramos, al conjunto de las y los trabajadores, actores sociales, de la economía popular, pymes, sectores del movimiento cooperativo, pequeñas y pequeños productores que se han referenciado en el Frente». 

«La crisis nos exige abrir y ampliar caminos para que el pueblo se exprese y se vaya institucionalizando la participación popular», indicaron.

Además, señalaron que existen «herramientas tecnológicas y legales» que permiten que «desde el Gobierno se identifique a quienes especulan en los distintos mercados (comercio exterior, mercados financieros, especulación con los precios)» y aseguraron que aplicar estas herramientas «requiere de un poder que solo se construye con la participación popular».

También hicieron referencia a «la colonización del Poder Judicial por parte de los grupos concentrados de la economía y antidemocráticos», que han demostrado sus intenciones a través del «encarcelamiento de compañeras y compañeros sin juicio previo», además del «2×1 a los genocidas o el fallo que termina avalando el espionaje en democracia».

Para finalizar, el comunicado enunció que «sabemos de qué lado hay que estar: Patria o Colonia, Democracia o Dictadura». 

«Si la presión es por imponer un programa de ajuste, la respuesta debe ser adoptar una salida que nos permita transitar esta crisis con políticas que se conjuguen en clave de mayor igualdad y democratización», concluyeron.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí