La FIFA dio a conocer el fallo por el partido suspendido entre las selecciones de Brasil y Argentina por las Eliminatorias Sudamericanas en el cual señaló que el encuentro se volverá a jugar, pero además dispuso la suspensión de dos partidos internacionales para los jugadores Emiliano Buendía, Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso y Cristian Romero por incumplir «el protocolo de partidos internacionales».

El partido que había empezado a disputarse el 5 de septiembre en Neo Química de San Pablo, será reprogramado en lugar y día designado por la FIFA en acuerdo con las dos asociaciones, pero la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) pierde la localía.

La Comisión Disciplinaria se reunió la semana pasada para estudiar y resolver el caso, que si bien a esta altura no tendrá consecuencias deportivas porque ambos seleccionados ya están clasificados al Mundial de Qatar 2022, es muy importante porque dejará un precedente sobre suspensiones por injerencia de terceros en el campo de juego.

“Después de una investigación exhaustiva de los diversos elementos fácticos ya la luz de las normas aplicables, la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha decidido que el partido debe repetirse en la fecha y el lugar que decida la FIFA”, explica el comunicado.

Agrega que “el abandono del partido se debió a varias deficiencias de las partes involucradas en sus respectivas responsabilidades y/u obligaciones” para que se dispute el partido.

Por este motivo decidió multar a ambas federaciones (AFA y ABF) por no cumplir con los requistos correspondientes. Brasil deberá pagar 500 mil dólares y la Argentina 200 mil.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí