Reflexiones sobre esta nueva etapa de la cuarentena que arranca hoy

Lo que comienza en estas horas es un disparador fundamental para pensar sobre la importancia de la vida y el valor de ser libres en serio

Por Marcelo Bartolomé

Desde hoy y hasta el 17 de julio, todos los que vivimos en el AMBA, en el Chaco y otros distritos urbanos de gran concentración poblacional, comenzaremos a vivir una vez más una etapa muy similar (sino igual) a la que atravesamos a mediados de marzo, cuando comenzó la pandemia de COVID 19.

El cansancio, el hastío, el encierro, la falta de contacto con nuestros afectos, el aburrimiento, la tremenda preopcupación de los comerciantes que abrieron y que desde hoy deben volver a cerrar, la incertidumbre de quienes no saben cómo saldrán de esta situación en la que el destino nos puso no sólo a nosotros sino a todo el mundo van a signar estos próximos 17 días.

Pero hay una palabra, una sola palabra, a la que si le ponemos el contexto y la importancia que merece, esa que muchas veces por la rutina de lo cotidiano no tomamos en cuenta, deber√≠a darnos la clara pauta de que es un esfuerzo enorme, may√ļsculo para muchos, pero inevitable y necesario.

Lo se√Īal√≥ el presidente el Alberto Fern√°ndez cuando comunico la semana pasada las nuevas restricciones a las que deberemos volver a partir de hoy. Vale la pena recordarlo escuch√°ndolo al presidente pero desde otra perspectiva visual y auditiva.

La vida, la libertad, la sensación incomparable de levantarse cada día y ver la luz del sol, el abrazo de tus seres amados, de abrir los ojos y saberse a salvo, a pesar de los encierros, de las restricciones, de los límites. Porque nunca, nadie, quiso deliberadamente para ninguno de nosotros ser víctimas de una circunstancia inédita e inabarcable, al menos hasta hoy.

Y quizás, quienes mejor lo entiendan, son los que atravesaron el dolor físico del coronavirus, los que se sintieron al borde del abismo de la parca pero que lograron regresar. Y en ese regreso, volver a valorar de una manera diferente y con mayor intensidad el simple pero inconmensurable hecho de estar vivo. Un fueguino que padeció COVID 19 te lo explica mejor que estas frías palabras.

¬ŅLa econom√≠a se va a la mierda? ¬ŅLos bolsillos enflaquecen? ¬ŅCuesta llegar a fin de mes arrastr√°ndose para que no te coma el le√≥n? ¬ŅResulta duro quedarte en casa para evitar caer en las garras de este bicho maldito que sacude al planeta entero? ¬ŅEl tedio te persigue por cada rinc√≥n cuando pasan las horas y ya no sabes que libro volver a leer, que pel√≠cula volver a mirar, que disco hist√≥rico volver a escuchar? S√≠. Es cierto. Es dif√≠cil. Te inquieta y muchas veces te saca de las casillas.

Pero…ponelo en perspectiva con la muerte. Esa hija de puta que viene con la azada al hombro, no repara en sensaciones ni en sufrimientos. Elige a sus v√≠ctimas. Las persigue sigilosamente. Y se las lleva. ¬ŅAl final de cuentas es lo mismo?

No. Vos sabes muy bien, aunque putees en 40 idiomas que no es lo mismo. Y lo sabés, por que tenes en claro que cuando la parca te toma la mano no te suelta. Y no hay retorno. No hay marcha atrás.

Por eso estas palabras. Y estos videos realizados por gente que comprende la gravedad del momento. No es joda amigos. Es vida o muerte. De nosotros depende. Depende la vida, la libertad, la inigualable sensación de despertarse vivo cada día, la posibilidad concreta de saber que mas temprano que tarde volverás a verte y abrazarte con aquellos a quienes más amás.

Perd√≥n por la autorreferencia. Pero el que escribe estas lineas hace 6 meses que no ve a tres de sus cuatro hijos. ¬ŅY sab√©s qu√©? Los quiero volver a ver, a abrazar, a besarlos, a disfrutarlos como no pude hacerlo durante todo este tiempo. Y como yo, hay millones de personas que pasan un trance similar con sus parejas, sus hermanos, sus padres, sus seres m√°s amados, sus amigos.

Si comprendes el alcance de esta reflexi√≥n, vas a entender tambi√©n que el imperativo de hoy y hasta el 17 de julio por lo menos, es quedarse en casa. Por uno, por los dem√°s, por el otro, por el amigo, familiar, compa√Īero, conocido.

Parece largo el camino, pero para que se acorte hay que andarlo. Cada paso que demos es un trecho m√°s que ganamos en esta pelea. No aflojemos. De nosotros depende volver a hacer todo lo que no podemos hacer desde el 10 de marzo pasado.

Si quebramos, no hay chances. Si ponemos el esfuerzo, tenemos casi todo el talonario de los n√ļmeros de la rifa. No miremos para atr√°s. Miremos para el costado porque es all√≠ donde est√°n quienes extra√Īamos y queremos volver a tener cerca. No le demos el gusto a la ¬ęhuesuda¬Ľ. Tenemos con que.

*Videos: gentileza de Ojo Urbano Films – Manuel Fern√°ndez (realizador) y Juan Kirchner.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here